Nankurunaisa, del japonés “todo saldrá bien”.

¿Alguna vez te invade la sensación de que por más que corras, por más cosas que hagas, nunca llegas a todo? Sobrevivimos a nuestro día a día a un ritmo frenético. Siempre tenemos una larga lista de cosas por hacer que se va alargando a medida que vamos tachando líneas. Por desgracia, solemos tener anotadas un montón de actividades que nos suponen mucho más una obligación que un disfrute. Y TODO es cuestión de establecer prioridades.

Obviamente, tenemos que cumplir con nuestras obligaciones profesionales y personales, pero ¿qué tal sería si dirigieses estas dos esferas de tu vida en la dirección en la que puedas sacar mayor partido de ellas? Entonces estarías haciendo lo que te gusta, ¿no? Pasamos nuestra vida adulta aprendiendo a hacer malabares. Y, cuando hemos aprendido el juego con cuatro variables, aparece una quinta. Y así sucesivamente.

No vengo a darte la fórmula secreta de cómo conseguir el equilibrio que tanto parecemos desear. Simplemente me gustaría invitarte a disfrutar del desequilibrio, de los momentos de descontrol y de las variables inesperadas. Que no te asustes cuando, habiendo terminado el puzle hace dos segundos, aparece una ficha nueva que lo desmonta todo. Disfruta descubriendo este nuevo elemento e intenta aprovechar al máximo la oportunidad.

Del caos, del descontrol, de los instintos, nacen las emociones. Y depende únicamente de ti el cómo vivirlas.

Envío gratis +120€ | ¡REBAJAS DE VERANO! - Cupón REBAJAS y aprovecha tu 30% de descuento
+