Ir a descargar

Como te conté en el podcast “El poder de tu imagen”, la primera impresión es el TODO de nuestra comunicación en los primeros segundos de contacto con la otra persona. Es importante estar segura de una misma en cualquier aspecto de nuestra vida, pero la vida profesional, requiere un plus de atención a nuestra imagen. En el ámbito profesional debemos tener todavía más claro el mensaje que estamos transmitiendo, porque si no, no conseguiremos los objetivos que nos propongamos, ya que es un ambiente más exigente y en el que nos vamos a sentir más incómodas.

Ten en cuenta, que tu imagen se compone de elementos físicos (vestimenta, peinado, maquillaje) y de elementos intangibles (actitud, valores, personalidad, emociones) y que todos son igualmente importantes para conseguir transmitir el mensaje que quieres. Te cuento algunos trucos para que aprendas a manejarlos correctamente y te adelanto que los físicos, aunque no te lo parezca, son los más sencillos de controlar y de modificar. Las habilidades sociales requerirán de más esfuerzo por tu parte, ya que están repletas de detalles que definirán quién eres a tu interlocutor.

Hoy te cuento los elementos básicos que tienes que conocer para estar segura de que proyectas la imagen que quieres y que tu mensaje y, en este caso, el de tu marca, están llegando al mundo de manera adecuada.
Seas clásica y sobria, o creativa y arriesgada, estos consejos te interesan, ya que te ayudarán a situar el foco en mostrar la mejor versión de ti en el ámbito profesional. Regálate este ratito, aplica los cambios y cuéntame cómo te ha ido.