En el ámbito profesional debemos tener todavía más claro el mensaje que estamos transmitiendo, porque si no, no conseguiremos los objetivos que nos propongamos, ya que es un ambiente más exigente y en el que nos vamos a sentir más incómodas.