Hoy más que nunca, la imagen juega un papel fundamental en el desarrollo personal y representa un factor decisivo para alcanzar las metas que te propongas, a la vez que te sirve para ganar credibilidad frente a los demás y generar confianza.